25/10/16

Receta: Hamburguesas caseras

Hacía tiempo que no comentaba nada de cocina y la verdad es que tenía ganas ya de ello, porque además me puse a probar alguna cosa nueva. Sin embargo, esta vez voy a compartir con ustedes algo que en mi casa nunca faltan: hamburguesas. De bien chiquita eran un plato que me encantaba, y ahora es algo que como mínimo cae una vez a la semana. En el supermercado se puede encontrar una gran variedad de hamburguesas de todo tipo, pero no encontré hasta ahora ninguna que me agradara lo suficiente como para seguir comprando. Es más, dejé de comer hamburguesas durante un largo tiempo. Sin embargo, a mi pareja le gustan y un día le dije que podía probar y prepararlas yo, así que probamos y nos encantaron a ambos. No solo la carne es mejor, sino que se gana en sabor y en algo también muy importante: es más barato. Las que él compraba eran caras en comparación a las que hago yo, que por la misma cantidad de dinero nos sale el doble de hamburguesas. Pero no me enrollo más. ¡Vamos a lo que nos interesa!

Ingredientes (6-7 hamburguesas)
- Medio kilo de carne picada
- Un par de ajos
- Perejil
- Sal
- Pimienta

Elaboración
Es algo muy sencillo de preparar. Pondremos en un bol el medio kilo de carne picada y la salpimentaremos a gusto, mezclándolo todo. Picaremos el par de ajos, ya sea en una picadora o en un prensa ajos (¡lo recomiendo! Queda bien picado y es menos trasto que fregar luego) y lo añadiremos junto al perejil. Personalmente uso el perejil de bote que ya viene picado, pero si lo compramos fresco mucho mejor. Lo podemos picar en una picadora o con un cuchillo, no importa. Lo añadimos a la carne y volvemos a mezclar todo.
Finalmente queda darle forma. Cogemos la cantidad deseada para una hamburguesa y hacemos una pelota que después aplanaremos con nuestras manos. Si tenemos el material para moldear hamburguesas, será tan sencillo como poner la cantidad, cerrar y prensar. Sólo quedará freír con un poco de aceite de oliva y se puede acompañar con cebolla pochada y patatas fritas, o de lo contrario ponerla en pan con los ingredientes que queramos.

Como veis no tiene ningún secreto. Hay quien le gusta añadir a la mezcla algo de cebolla picada, o pochar cebolla y ajo para luego añadirlo a la carne. También hay quienes lo hacen con huevo, leche, pan rallado, harina... ¡Todo es probar cómo nos gusta! En casa nos gustan así y quedan deliciosas. Personalmente me vuelven loca en pan de hamburguesas untado en alioli y con cebolla pochada y bacon. En los gustos no hay nada escrito, por lo que no temáis a poner esto o aquello si os apetece. ¡Que aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario