20/4/16 | By: Alherya Bennet

Mascarilla negra Pilaten, ¡adiós puntos negros!

Si bien hace un par de años os hablé de cómo vencer a los puntos negros, esta vez os hablaré de un producto coreano que probé recientemente para hacerlos desaparecer. Se trata de una mascarilla con base de carbón de la marca coreana Missha, de su línea Pilaten. Podemos encontrar el pack con un limpiador, la mascarilla y un hidratante que cerrará los poros, o también únicamente la mascarilla.
Ya comenté que para combatir los puntos negros lo principal es tener la cara limpia y, sobre todo, ¡no apretarlos! Pero como no todos tienen tiempo para mantener el rostro limpio, se usa maquillaje y hay quienes no pueden evitar apretar los dichosos puntos para quitarlos de manera rápida, este es un buen método. Todos conocemos ya las típicas tiras para la nariz que tienen el mismo fin. Durante muchos años las he usado de forma semanal, pero terminaba teniendo problemas con ellas. Principalmente porque tengo una piel extremadamente sensible y se irrita con facilidad, y luego que me dejaban una sequedad muy incómoda durante días en la zona afectada. Además, están hechas para la nariz. Si quieres ponerte en más zonas o que cubra mejor, apáñatelas usando otras tantas. ¡Pero lo bueno de la mascarilla es que eso se acabó?

¿Cómo usarla? Es muy sencillo. Si usas el pack de los tres productos, verás fácilmente que cada uno de los botellines lleva un número. El primero servirá para limpiar la piel y eliminar células muertas. Hay que masajear la zona durante un par de minutos y luego enjuagar con agua tibia. El segundo es la mascarilla, que más adelante explicaré cómo se aplica. Y el tercero es, como dije más arriba, un producto que hidratará la piel para que no se irrite y cerrará también los poros.
Si usas únicamente la mascarilla, ya sea en bote o en sobre, lo primero que debes hacer es limpiar bien el rostro con agua tibia y abrir los poros. Esto puedes hacerlo bien dándote una ducha o con una toalla caliente sobre la cara. El calor hará que se abran los poros y esto hará que la mascarilla penetre bien en ellos. Una vez seca, hay que extender una capa de mascarilla en las zonas deseadas. Procurad que no sea una capa fina, pero tampoco muy gruesa. Cuando la tengáis bien puesta, esperad a que se seque. Tarda aproximadamente una media hora, pero si habéis puesto una capa gruesa tardará más. Si la quitáis sin que se haya secado, veréis que no habrá surtido efecto. Para quitar la mascarilla seca, es tan fácil como cualquier otra mascarilla peel off. Tiráis de un extremo y vais tirando.

Mi opinión personal es bastante buena. Es muy fácil de aplicar y de quitar, no me irrita la piel ni me la seca. Además, tiene un olor bastante agradable en el que se puede percibir alcohol, algo que también me gusta. El alcohol limpia la piel de bacterias y elimina cualquier exceso de grasa sin llegar a resecar. Sin duda limpia mucho más que las típicas tiras antiporos negros, no produce rojeces o escozores. Para mí ha sido un buen descubrimiento, aunque no sea la panacea.
Como siempre, no significa que os vaya a ir igual que a mí. Todo depende de la persona, que no del tipo de piel. Si bien tengo la piel mixta, puede que a otra persona de piel mixta no le vaya tan bien como a mí o que le vaya mejor.

0 comentarios:

Publicar un comentario