30/12/14 | By: Alherya Bennet

Receta: bechamel

Si algo es típico en la cena de Navidad es el marisco, pero después de varias comidas aquí y allá donde ha estado tan presente la gente busca algo distinto para la cena de Nochevieja. Lo habitual, al menos en la gente que conozco, son los canelones. Pero por mucho que la carne del canelón sea buena y libre de grasa, si la bechamel no es buena ya nos podemos ir olvidando de comerlos a gusto. Es algo extremadamente sencillo de hacer y puede usarse para cubrir otras comidas que se hagan al horno, ya sea carne, pasta, pescado o verduras.

Ingredientes (bechamel para ~8 canelones)
- Media cebolla
- Medio litro de leche
- 50 gramos de mantequilla
- 50 gramos de harina
- Sal
- Pimienta
- Nuez moscada

Preparación
Echamos la mantequilla en una olla y la ponemos al fuego para que se vaya deshaciendo. Picamos muy bien la cebolla y la echamos junto a la mantequilla una vez esté deshecha. Vamos moviendo bien hasta que la cebolla empiece a coger color, que es cuando añadiremos la harina y removeremos bien para evitar que se formen grumos. Agregamos la leche y seguimos removiendo para que los ingredientes se mezclen bien hasta que se forme una masa homogénea. Añadimos un poco de sal, pimienta y nuez moscada y volvemos a remover.

Importante:
- No añadir demasiada nuez moscada. De igual modo que le da a la bechamel su sabor característico también puede cargárselo si se nos va la mano. 
- No espesar demasiado la bechamel, pues en el horno espesará aún más.


Personalmente me traen los canelones del matadero, donde la carne no ha sido tratada como la de supermercado y va a 0'35 céntimos la unidad. Los pongo en una bandeja, los cubro con la bechamel y los meto en el horno hasta que empieza a adquirir un color dorado. Echarle queso rallado encima es opcional.

0 comentarios:

Publicar un comentario