13/5/14 | By: Alherya Bennet

Vanidad

Vamos a recuperar un tema que hace tiempo que no tocamos y es el de las diferencias culturales. Esta vez se trata de la importancia que le damos al aspecto físico y cómo se ve en Corea del Sur.

En España, a muchos hombres les gustan las mujeres al natural, sin una pizca de maquillaje por más natural que pueda ser el mismo. Donde nosotras vemos imperfecciones, ellos ven belleza. Eso de irse a dormir con una mujer y despertarse con otra totalmente distinta no les gusta. Les gusta la cara de sueño, los pelos alborotados y los ojos hinchados. ¿Qué hay más natural que eso? Puede que nosotras nos veamos horribles, que nos tapemos con la sábana incluso para que no nos vean en esas condiciones o ir rápidamente al baño a espabilarnos y ponernos los primeros productos sobre la piel. Claro que, si nosotras nos vemos mejor y eso nos hace felices, a ellos también, pero ya sabemos qué siguen prefiriendo.
Eso no quita que a un hombre no le guste tampoco que su mujer se ponga despampanante cuando van a salir a dar una vuelta, del mismo modo que a nosotras nos gusta que hagan lo mismo... aunque sólo lo consigamos cuando toca algo especial. En ese aspecto son mucho más sencillos y prácticos, no se dejan los cuernos pensando qué les sienta mejor. ¿Esta camiseta y estos pantalones son cómodos? Adelante, no importa que los colores no peguen. Con que cada pelo esté donde debería estar y la barba no parezca la de un ermitaño, todo está perfecto. Ojo, que también los hay mucho más presumidos que nosotras y a quienes debes decirle con un par de horas de antelación que te apetece dar una vuelta para que le dé tiempo a todo, pero afortunadamente son un número reducido.

En Corea del Sur, por el contrario, que una mujer vaya bien maquillada es sinónimo de que se cuida. Cabe añadir que la moda allí no es ir pintada como una puerta, sino lo más natural posible, remarcando y mejorando lo que la naturaleza nos ha dado. Una mujer que apenas se maquilla, si no es guapa de por sí, suele ser vista como una persona que no le presta atención a su imagen, algo que allí es importante (aunque, a diferencia de lo que sucede en nuestro país, los CV deben ir sin foto). Que se retoquen el maquillaje en el metro, en el autobús o en mitad de la calle es lo más normal del mundo y da también buena imagen. Además, Corea del Sur dispone de los mejores cirujanos plásticos, donde cada vez más y más famosos acuden a hacerse sus retoques debido a los excelentes resultados. Aunque hay gente que rechace -aparentemente- la idea de la cirugía plástica y niegue haberse hecho algún cambio, en general suelen admitir sin miedo alguno qué se han hecho. Los fans de las celebridades no lo toman como algo malo, a no ser que la persona en cuestión no necesite cambios y consideren que está destrozando su imagen (como sucedió con U;Nee, quien se suicidó en 2007 debido a las duras críticas recibidas tras un cambio drástico en su imagen sumados a problemas personales).
No hay más que ver a las celebridades coreanas para saber qué se lleva: maquillajes naturales que dan una imagen fresca y libre de imperfecciones. Nada de colores extravagantes, ojos recargados o tonos de fantasía en los labios.

Como vimos anteriormente cuando hablé de los tatuajes, nuevamente vemos una cara distinta a la nuestra en la península coreana. Si es mejor o no, es según los gustos de cada uno.

0 comentarios:

Publicar un comentario