8/4/14 | By: Alherya Bennet

Maquillaje para jóvenes

Todos sabemos que hay una vasta cantidad de maquillaje actualmente que podemos encontrar en cualquier tienda especializada, supermercados o perfumerías. Aunque a simple vista la mayoría todos son iguales dentro de cada tipo, algunos pueden dañar nuestra piel. Quienes menos saben los riesgos que puede suponer elegir un mal producto e incluso compartirlo son las más jóvenes, quienes eligen en su mayoría los productos que ven que sus amigas, hermanas o madres usan. Sin embargo, esto a la larga puede serles contraproducente. Su mayor preocupación no debería ser qué maquillaje les queda mejor, sino cual favorece más a su piel. Una mala elección puede provocar manchas, problemas en la piel y sebo excesivo. Como sabemos, los adolescentes tienden a tener las glándulas sebáceas (las que se encargan de sintetizar el sebo, el cual lubrica y protege nuestra dermis) muy activas. Además, el estrés sufrido por las épocas de exámenes pueden causar problemas en la piel. Algo que puede empeorar estos problemas es elegir productos que lleven aceite, pues la piel segrega la suficiente y añadirle ese extra puede causar que se tapen los poros.
Voy a exponer algunos hábitos poco saludables que suelen realizar las jóvenes y sus peligros, aparte de daros algunos consejos útiles, tengáis la edad que tengáis.

Esto no sé cuan de moda puede estar en nuestro país, aunque lo haya visto, pero en Corea del Sur es algo bastante típico: usar rotuladores para pizarras blancas o para CDs en lugar de eyeliner. Esto, dicen, les da facilidad de dibujar una línea gruesa y se limpia con mucha más facilidad. Sin embargo, es algo bastante peligroso que puede desembocar en problemas cutáneos como infecciones y edemas. Además, si entra en contacto directo con los ojos por accidente, podría causar keratitis (inflamación de la córnea) o, en casos severos, daño corneal.

Muchas jóvenes asiáticas, ya sea en su país de origen o en cualquier otro lugar, intentan hacerse la línea del párpado móvil. Pero no sólo ellas, algunas mujeres intentan rectificar las suyas. Aunque actualmente hay productos para esto y muy buenos, nada caros. Son unas tiras transparentes muy fáciles de poner y quitar y se puede usar maquillaje encima. Sin embargo, antes de que este producto saliera a la venta se usaba (y se sigue usando) pegamento, dibujando después una línea con un lápiz afilado. Ni qué decir de los peligros que saltan a la vista, nunca mejor dicho. Nuevamente, usar productos que no son los indicados para estas cosas pueden provocar serios problemas. En este caso, dermatitis, keratitis, etc. Si además se estimula el párpado frecuentemente de forma artificial, salen arrugas prematuramente.

Otro hábito poco saludable muy usado por mujeres de ojos pequeños es usar las lentillas llamadas circle lens. Dan el efecto de tener una pupila y un iris más grandes, así que parece que los ojos en sí sean más grandes de lo que en realidad son. Al igual que las lentillas de color, también suelen ser compartidas, lo cual es muy peligroso. Es un producto más usado de lo que podríamos pensar, pero como todo tiene también sus efectos contraproducentes. Uno de los efectos secundarios de estas lentillas es la pérdida de visión, lo cual ya debería replantear a sus usuarios si merece la pena usarlas. Además, son más gruesas que las lentillas comunes, lo que significa menos oxígeno.

A mucha gente le gustan los hoyuelos cerca de la comisura de los labios, es por ello que algunas jóvenes crean estos hoyuelos con un lápiz afilado o con los dedos. Hacer esto también es incorrecto, ya que los hoyuelos los crea la capa muscular. Hacer esto puede causar en problemas de pigmentación o de la piel.

En cuanto a productos, como he dicho antes, aquellos con aceites no son los adecuados para las adolescentes, dado que su piel segrega normalmente aceite en exceso (lo que no significa que deba hacerse algo al respecto, ya que con el tiempo se regula). Si se usa mucho, puede causar problemas cutáneos. No importa que el producto sea caro o de una gran marca, no es el adecuado para la piel tan joven. Recuerdo que cada piel es diferente, que estoy hablando de forma general y que lo adecuado es visitar a un especialista antes para que nos diga qué tipo de piel tenemos y qué productos son los que nos conviene. No importa lo que nos diga nuestra madre, nuestra hermana, nuestra vecina o nuestra esteticista; no son expertos en la piel y lo que nos recomienden puede ser contraproducente.
Los productos antiedad en pieles tan jóvenes pueden causar manchas. El uso de pestañas postizas con demasiada frecuencia puede causar pigmentación y arrugas, aparte de la pérdida de tus propias pestañas.

Pasamos ya a los pequeños consejos.
  • Siempre que nos pongamos loción o leche hidratante en la cara, será mucho mejor y garantizaremos una mejor absorción si antes nos masajeamos el rostro y calentamos así un poco la piel.
  • Porque la piel de nuestra cara no es la única importante, también debemos ocuparnos del resto de nuestro cuerpo. Usar loción corporal siempre es una buena idea, pero a veces vamos mal de tiempo o no nos apetece en invierno para no pasar frío. Aun así, es importante que nos la pongamos en rodillas y codos, especialmente esta última parte si los apoyamos muy a menudo sobre una soperfície dura. Son puntos muy secos debido a su escasa producción de aceites, de modo que se enrojecen con facilidad y rápidamente aparecen callos. Esto puede aliviarse usando loción corporal o crema hidratante para hidratarlos.
  • Si tenemos los codos o las rodillas enrojecidas, algo que nos ayudará será el jugo de limón. Hay que aplicar el jugo y después quitarlo con agua para después ponernos una loción. Cubrirlo con plástico durante 20-30 minutos nos ayudará a que se mantenga durante más tiempo la loción, ya que no le dará el aire. Obtendremos una piel más suave con esto.
  • Porque nuestro pelo también es importante, aquí va este consejo. Antes de irnos a dormir, pulverizaremos agua en las puntas y después aplicaremos el producto que usemos como tratamiento. Realizaremos un pequeño masaje sobre las puntas del cabello para, acto seguido, separarlo en dos y enrollarlo para envolverlo con plástico y poner una goma. Las puntas son las más sufridas y tienden a abrirse con facilidad. Con esto, es como si hiciéramos el tratamiento a lo largo de toda la noche y cuidaremos las puntas.

0 comentarios:

Publicar un comentario