17/9/13

Arte en la piel

Antes de nada... ¡perdón por no haber actualizado la semana pasada! Pillé un gripazo del quince y estuve toda la semana en cama. Aún estoy terminando de recuperarme de los síntomas, pero sigo al pie del cañón. Ya dije hace meses que traería algunas curiosidades de oriente, y así lo voy a hacer.

Los tatuajes, como sabéis, tienen como objetivo cambiar el color de la piel. Es una práctica que lleva practicándose desde el neolítico y que, a través de los siglos, se llevan actualmente en casi todas las partes del mundo. ¿Pero qué es lo que les ha puesto de moda y qué significado tenían en su origen en un país? En algunos países comenzó a ponerse de moda entre aquellos grupos que estaban contra el sistema, contra las normas establecidas, por las mafias... En otros comenzaron a verse en aquellas personas que habían salido de la cárcel.
Generalmente ha sido algo de hombres, no siendo así en Egipto, por ejemplo. Las mujeres egipcias eran las que solían tatuarse motivos con funciones protectoras y mágicas, poder que otorgaron muchas otras culturas a los tatuajes. En otros lugares, como en América del Norte o América Central, se usaban como ritual de paso. Una vez finalizaban sus pruebas hacia la adultez del individuo, se les tatuaba con el fin de proteger su alma.

En otros lugares, como Japón, pese y que también se usaba con fines estéticos, los tatuajes se reservaban para los delincuentes. Era una forma de marcarlos y que todo el mundo les repudiara. Se prohibió su fin estético en 1842, cuando el emperador Mutsuhito quiso abrir el país al mercado mundial y no quería dar una imagen que podría considerarse de barbarie. Por este motivo, en Japón es muy difícil encontrarse con alguien que esté tatuado. El hecho de llevar un tatuaje podía llevar al despido inmediato en el lugar de trabajo y que incluso que te echaran de casa. Por suerte, es algo que va cambiando.

En otros países, como Corea del Sur, sigue siendo algo que está extremadamente mal visto. Hace poco tuve la oportunidad de hablar con un amigo de allí respecto al tema. Son muy estrictos con el tema de los tatuajes, hasta el punto de no dejarte ir al ejército si tienes un tatuaje, aunque sea pequeño y no se vea. Si quieres ir al ejército, debes borrarte el tatuaje. Tampoco es fácil ver a un famoso que se atreva a hacerse uno. Aparte de lo duramente criticados que son ya de por sí (las críticas que recibió U;Nee son las que la llevaron al suicidio), si se tatuaran podrían llegar a ver una gran reducción de sus discos, películas, libros... lo que sea a lo que se dediquen. Sin embargo, eso no parece detener a quienes desean hacerlo.
Por lo que he leído a otros surcoreanos, no es algo que deseen que cambie, al menos no de forma generalizada. No entienden por qué se usa con fines estéticos o por qué están de moda, ni siquiera entienden por qué la gente quiere tatuarse este o aquel otro diseño. Siguen viéndolo como algo reservado con el fin de repudiar a aquel que lleva tinta bajo su piel.

¿Qué pensáis al respecto? ¿Os gustan los tatuajes, os haríais uno? ¿Veis bien cómo nuestra sociedad los acepta/restringe?

No hay comentarios:

Publicar un comentario