10/7/13 | By: Alherya Bennet

Tacaños

Me parece increíble, cuanto menos, la cantidad de libros en edición digital que la gente se descarga de forma totalmente gratuita. Es cierto que los libros están caros, sí, pero los de papel. Los libros digitales tienen precios de risa la gran mayoría de veces y no puedo hacer otra cosa que quedarme estupefacta cuando leo que ya hay descargas ilegales de los mismos. Eso no es ser ahorrador, es ser tacaño con avaricia por no decir cosas peores.
Vamos a ver, señores, que con veinte euros igual os podéis comprar cinco libros digitales. Cinco por el precio de uno. Y lo estoy diciendo así, a ojo. Pero veamos los libros de Ediciones Babylon, por poner un ejemplo y porque es la que tengo más a mano (aparte de ser mi favorita). Con 20'65€ os podéis comprar siete libros, SIETE.

Pero ahí no queda la cosa. Ya he publicado antes novedades sobre Estudio Third Kind y su primera obra publicada, Fuego y Acero. Dicha obra está disponible de forma totalmente gratuita en su blog y la versión digital de su libro está por 3€. Repito, TRES euros, quinientas pesetas de las de antes. La única diferencia entre sus libros publicados (tanto edición digital como de papel) y la versión que hay en su blog es un anexo y unas cuantas ilustraciones. La gente, no contenta en que la historia esté disponible de forma gratuita o de que su versión digital cueste tres míseros euros, ya lo ha subido de forma ilegal.

Podría decir que esta gente son unos tacaños, urracas, caraduras, sinvergüenzas y un largo etcétera, pero me quedaría corta. Y no, sé que no se trata de faltar a nadie, tampoco es lo que pretendo aunque sea lo que parezca. Es vergonzoso el que haya gente que los publique en descargas ilegales, así como la gente que se los descarga sin pagar un céntimo por algo tan barato.

Sí, es cierto que los libros están caros (no todos), los de papel. También hay muchos que, equívocamente, dicen que los autores se forran con cada libro. Los autores, esas mentes a veces tan brillantes que comparten con nosotros sus historias, se llevan realmente una miseria. Si se llevan el 10% de lo que cuesta un libro ya es mucho (aún recuerdo haber leído hace tiempo que no sé qué editorial pagaba un 3% a sus autores), aproximadamente un 10% se lo lleva la editorial y el resto va destinado al papel, tinta, planchas, editores, correctores, distribución, tiendas, etcétera. Soy consciente de que tal vez me haya cargado el sueño de alguien al decirle que no va a cobrar mucho si publica algo, pero así es la realidad.
Esta gente invierte mucho tiempo en hacer algo que les gusta y compartirlo con los demás. Invierten su tiempo, su material, a veces no duermen lo necesario, dejan de hacer ejercicio para ir adelantando, algunos no salen con los amigos porque justo en ese momento les ha venido una idea genial en la cabeza y la quieren plasmar cuanto antes, tienen que pagar las facturas, el alquiler, tienen que comer... Intentan vivir de esto y otros lo hacen en su tiempo libre porque o se buscan otro trabajo mientras escriben o se ven de patitas en la calle.

Es por ese motivo que me siento tan impotente cuando veo a la gente descargarse libros de forma ilegal cuando las tienen a precios asequibles para todos los bolsillos (y si no, algunos deberían priorizar qué es más importante, si el e-Book o comer). Respetemos al menos el esfuerzo que ponen los demás para que nosotros disfrutemos, por favor.

0 comentarios:

Publicar un comentario