30/4/13 | By: Alherya Bennet

Segunda opinión mejor que una

Esta semana no pensaba actualizar. De hecho, ya avisé por DeviantART y por Twitter que estaría un tiempo ausente. Esto fue debido a que el viernes recibí una llamada de mi padre bastante preocupante: uno de mis hurones (que ya me lo dieron mal de salud) debía ser sacrificado, pues en el veterinario le habían dicho que estaba ya muy mayor (tiene seis años) y el día de dicha llamada ya ni siquiera se tenía en pie. Como os imaginaréis por anteriores posts que he escrito a favor de los animales, esto fue un buen golpe para mí. Cada uno de los animales que han pasado por mis manos, los he mimado cuanto he podido. Los hurones, al contrario de lo que piensa la gran mayoría de gente, no son nada agresivos, ni tampoco muerden (algo que me preguntan siempre que me ven pasearlos por la calle). Son muy cariñosos y sociables, y este en particular, Noruh, es muy agradecido. Cuando llegó a casa y vio que no tenía que estar a la intemperie, que estábamos por él, que salía a jugar mínimo dos veces al día y que tenía alguien con quien compartir sus ratos de juego y su jaula, cambió mucho su comportamiento.

Los animales dan lo que reciben y lo que les enseñan. Ningún animal es violento o peligroso si no ha recibido muestras de ello, si no se le ha hecho nada para que responda de ese modo. Sin embargo, como las personas, cada uno tiene su personalidad y son un mundo.

Llevamos a Noruh a una segunda clínica, que queda cerca de donde compramos la comida y arena de los animales, y le hicieron un chequeo antes de nada. El resultado fue totalmente distinto al que nos habían dicho en la veterinaria anterior, pues Noruh solo tenía parásitos y estaba débil debido a ellos. Una vacuna, para casa y hoy ya está mucho mejor.
No es la primera vez que la veterinaria donde anteriormente los llevábamos nos hace alguna, no tan grave, pero sí que habían diagnosticado mal alguna cosa. Si sois de la comarca de La Selva o estáis cerca, os recomiendo que no llevéis a la Clínica veterinària Anselm Clavè de Blanes a vuestras mascotas. Si es la primera vez que lleváis a vuestra mascota a un veterinario y no sabéis qué tal es, visitad otra clínica para una segunda opinión. En muchos sitios no os cobrarán por un chequeo básico si es la primera vez que vais, y menos si no tienen a nadie en ese momento, pues no les cuesta nada.

Como pequeña nota, tan solo me gustaría añadir que no pretendo desacreditar a la clínica veterinaria que he mencionado, pero no me parece en absoluto profesional el trabajo que hacen. Como he dicho antes, no he quedado satisfecha con anteriores veces que he llevado a mis mascotas a ese lugar y no quiero que nadie pase por un mal trago parecido al que he pasado yo.

0 comentarios:

Publicar un comentario