3/4/13 | By: Alherya Bennet

Responsabilidad para con las mascotas

¿Qué tal habéis pasado la Semana Santa? Espero que la hayáis disfrutado. Por mi parte, he vuelto a tener problemas de espalda, pero afortunadamente ya está. Además, he tenido problemas con el correo que tengo vinculado a la cuenta de Google+, por lo que se me ha dificultado el poder acceder y actualizar el blog. No sé quién habrá intentado robarme la cuenta, pero ánimo, que sólo le queda acceder a mi móvil para poder hacerlo.

Temas de seguridad aparte, muchos ya sabréis lo que me pierden los animales. No es la primera vez que hablo de ellos en el blog, ni será la última. Todos sabemos que, como propietarios de animales, es nuestro deber como ciudadanos. Sin embargo, hay gente que, aparte de darles de comer y de llevarles el veterinario (algunos, ni eso), se olvida de castrarles. Es muy importante y es un beneficio para ambos: tanto para la mascota como para nosotros. Además, de ese modo nos aseguraremos de que no pase lo que siempre termina pasando. La perra tiene una camada, no nos podemos quedar con los cachorros pero nadie los quiere aunque los regalamos. ¿Qué pasa con ellos? El dueño tendría que quedárselos, pero no suelen hacerlo. Terminan abandonándolos a su suerte en la calle, sin comida ni ningún tipo de cobijo, donde con mucha suerte morirán en unas horas.

Son muchas las noticias que leo a diario de cachorros recién nacidos encontrados en la calle y en otros lugares que no voy a mencionar. Todo porque la gente no está concienciada de lo importante que es la castración en nuestras mascotas, y para nada es una humillación para ellos. Olvidaos de que van a engordar, de que se van a poner a marcar... ¡Dejad todo eso a un lado! Primero hablad con el veterinario, que examine a la mascota antes de la cirugía y vigilad a la mascota después de la misma. Si engorda, no es por la castración. Si marca, tampoco es por la castración. Si sucede, acudid a vuestro veterinario, pues hay solución.

La excusa de "es que castrarlo es muy caro" NO SIRVE, así sólo os engañáis a vosotros mismos. Si una persona tiene una mascota, sabe que va a necesitar dinero para ella. Que si comida, arena, juguetes, posibles costes veterinarios, vacunas y cualquier cosa que pueda surgir. He oído muchas veces eso de que no se castra porque engordan o porque sale muy caro, y eso no son excusas de peso.

Esto es también un llamamiento al "difunde". La gente no está concienciada de la importancia de la castración y solo hay una manera de conseguirlo, y es difundiéndola. No lo hagáis por vosotros, hacedlo por ellos.

0 comentarios:

Publicar un comentario