6/11/12

Revisión: Cisne negro

Debo admitir que al principio no me llamaba nada la película Cisne negro, pero soy fan acérrima de Natalie Portman, así que tenía que verla y hacerme mi propia idea. Como soy así de ansias, ni esperé a que llegara a los cines españoles y la vi en inglés. Cuando terminó la peli no sabía qué pensar o sentir, aparte de una intensa angustia.
El Cisne Blanco en su máximo esplendor. Delicadeza, pureza y elegancia.
Imagen tomada de Google.
Nina (Natalie Portman) es una joven y delicada bailarina de ballet. Pronto anuncian en su compañía que buscan a una nueva protagonista para El lago de los cisnes y Nina se esfuerza por el papel. Salta a la vista que puede interpretar al cisne blanco con una perfección impoluta, ¿pero podrá interpretar también el cisne negro? Pronto aparecerá también Lily (Mila Kunis), quien intentará quitarle el papel... o eso cree Nina.
Nina cree que Lily quiere su papel como Reina de los cisnes y que es su enemiga, pero... ¿y si su peor enemiga no fuera otra persona que ella misma?
A primera vista, una película de baile como otra cualquiera. Sin embargo, Natalie Portman nos lleva de la mano mientras vemos la transformación de Nina en un cisne negro, mostrándonos cómo es el día a día de cualquier bailarina profesional. Su vida está por completo dedicada al ballet, su cuerpo sometido a horas y horas de ejercicio diario, sin poder darse un caprichito para comer, mejorando cada día para que nadie ocupe su lugar.
La música es sublime y el diálogo, aunque escaso para algunas personas, es innecesario. Son más importantes los giros de cámara, las luces y la espectacular interpretación de Natalie. Cualquier frase, por corta que sea, estropearía por completo la escena. No sólo ves la angustia de Nina, eres capaz de sentirla en tu propia piel, de llegar a asfixiarte. Es completamente oscura.
Nina mirándose al espejo.
Para quien siga pensando que se trata de "otra película de baile", no es así. Se trata de terror psicológico llevado a cabo con exquisitez y elegancia. Natalie Portman no se llevó un premio únicamente por sus escenas de baile, las cuales son muy buenas, sino por su magnífica interpretación. Como he dicho antes, hace sentir la angustia y la agonía al público. Si fue calificada como una actriz sosa y que no llegaría a nada tras haber sido vista en Star Wars, ahora ha cerrado muchas bocas de forma elegante.

Ayer leí un comentario respecto a la película que me encantó y que quiero compartir.
"¿Alguien más se planteó si la peli era una alegoría de que el arte, actualmente, ya no puede ser sólo lo simétrico, lo puro, lo grácil sin lo oscuro, macabro y tormentoso? La obra de arte que busca la perfección es el equilibrio entre lo apolíneo y lo dionisíaco, qué gran demostración como película".

No hay comentarios:

Publicar un comentario