16/10/12 | By: Alherya Bennet

Doctor Who (2005)

El décimo Doctor junto a diversos compañeros y el Capitán Jack Harkness (quien tiene su propia serie, Torchwood, también excelente).
No sé por dónde empezar a hablar de esta gran serie británica, la cual comenzó allá por 1963 y acabó en 1989. Sin embargo, la BBC decidió retomarla. Doctor Who forma parte del Libro Guinness de los Récords como la serie de televisión de ciencia ficción de mayor duración del mundo, y es un gran elemento significativo de la cultura popula británica. Se ha convertido en una serie de culto que ha influido en generaciones de profesionales de la televisión británica y ha sido reconocida por sus historias, sus efectos especiales de bajo coste y el uso pionero de la música electrónica. Además, ganó un BAFTA a la Mejor Serie Dramática en 2006. Así que, ¿qué no tiene esta serie? En mi opinión, ¡nada! Son muchas las veces que he reído, he llorado, he gritado de horror y que me he enamorado de sus personajes a través de los episodios.

Para quienes no conozcáis la serie, Doctor Who muestra las aventuras de un extraterrestre y viajero en el tiempo conocido como El Doctor, quien explora el tiempo y el espacio con sus compañeros en su peculiar nave TARDIS.
Rose Tyler (Billie Piper) junto al noveno Doctor (Christopher Eccleston).
La serie del 2005 empieza con el noveno Doctor (cuando muere, se regenera y su cuerpo cambia) y con Rose Tyler. A partir de ahí, diversas aventuras llevan al Doctor a cambiar tanto de cuerpo (el décimo Doctor es interpretado por David Tennant, mientras que el undécimo lo encarna Matt Smith) como de compañeros. La primera temporada, Rose Tyler le acompaña y se unirán alguna vez su amigo Mickey y su madre Jackie. Verán el fin del mundo, la Tercera Guerra Mundial, una invasión a la tierra por los Daleks, el alza de los Cybermen...
En la tercera temporada nos encontraremos con la histérica pero divertida Donna Noble (para mí, la segunda mejor compañera del Doctor), en la cuarta temporada tendremos un pequeño cameo de la hermosa Kylie Minogue y la incorporación de Martha Jones. En la quinta temporada las cosas cambian. Esta vez no tendrá a una compañera, sino a una pareja. La dulce Amy Pond y su novio, Rory Williams, acompañarán al undécimo Doctor en mil y una aventuras. Amy es, en mi opinión, la mejor compañera que ha tenido el Doctor. Eso sin olvidarnos de la misteriosa River Song, que hará apariciones de vez en cuando y que cobrará una gran importancia en la historia.
Ahora, en la séptima temporada y con los dos últimos capítulos de Amy y Rory emitidos, tenemos que esperar a que pasen las Navidades para ver quién será la nueva compañera del Doctor.

El undécimo Doctor (Matt Smith) junto a Amy Pond (Karen Gillan) con la mística TARDIS de fondo.
Aparte de tener todo lo que creo que debería tener una serie de ciencia ficción, tiene humor, amor, drama, tensión... Y nunca sabes qué va a pasar, pues El Doctor es del todo imprevisible. Tiene un grandísimo guión, acción, la música es espectacular y puedes pasarte capítulos enteros con el vello erizado.

Si no habéis visto aún la serie, la recomiendo. ¿Algo negativo? Es la segunda serie con la que más he llorado, y eso que son pocos los capítulos que hacen llorar. Tras el drama coreano (o dramón, porque menudo hartón de llorar se puede pegar uno) Autumn in my Heart no había llorado tanto con una serie.

¿A qué esperáis para ser un/a Whovian?

0 comentarios:

Publicar un comentario