23/10/12 | By: Alherya Bennet

Cosa de mujeres

Ayer no pude hacer actualización debido a que no estuve en casa, pero para nada me he olvidado de ella, así que aquí vamos ;)

Tras leer un artículo en Mookychick y hablar con algunos amigos al respecto, sólo puedo decir que, aunque siempre le echemos la culpa al sexo masculino, donde más machismo verbal hay es entre las mujeres.

Las Pussycat Dolls fueron muy criticadas en su día por su imagen provocadora y sus sensuales bailes. Sin embargo, en sus canciones hablan de mujeres sexualmente libres, fuertes e independientes.
Una mujer puede hacer con su vida lo que desee, así como con su cuerpo. No hay nada malo en que disfrute de su cuerpo como le plazca, ya que para algo es suyo y es libre. Ante esto una vez fui contestada -por otra mujer- que eso es ser una zorra. "¿Por qué?", le pregunté. Su única respuesta fue "SIDA". Como no entendía qué relación tenía una cosa con la otra si se usa la protección adecuada (ya sea SIDA o cualquier otra ETS), su última contestación fue simple: "porque es ser una zorra, y punto. Es así". Aquello me demostró dos cosas. La primera es que, aunque le diera mil y un argumentos con razón, esa persona no iba a cambiar de opinión. Ya sea porque la han educado en un entorno machista, por no reconocer que puede estar equivocada o por los motivos que sean. Y segunda que, pese a estar en pleno siglo XXI y aunque se dice a los cuatro vientos que hay igualdad, no es así y que ésta, actualmente, se ve más obstaculizada por quienes dicen luchar por ella: las mujeres.
Claro que sigue habiendo mucho machismo en el mundo, pero desde luego que muchas mujeres contribuyen a esto. Jamás me ha parecido bien que un hombre sea el rey entre sus amiguetes porque alardee de haberse acostado con X número de chicas mientras a la mujer, por hacer lo mismo, se la discrimine por ello. Por desgracia el problema no termina con la discriminación, ya que se llega a la degradación y al insulto fácil. ¿Acaso una mujer debería reprimir el deseo carnal por ser mujer?
Christina Aguilera fue criticada a más no poder tras su segundo disco, Stripped. En él habla de la discriminación contra la mujer en uno de sus singles, Can't Hold Us Down.
El sexo forma parte del ser humano, tanto de los hombres como de las mujeres. Lógicamente ambos lo experimentan de distinta manera y el deseo le llega a cada uno de formas muy diferentes, pero al fin y al cabo se reduce a algo universal.
No son los hombres quienes insultan a una mujer tras saber con cuántos hombres ha compartido su cama, sino las mujeres. Los hombres suelen insultar cuando son rechazados. En cambio, las mujeres puede ser por mil y una razones, con o sin sentido. Somos, por naturaleza, competitivas entre nosotras. Tal vez se deba al ego, a la envidia o quién sabe qué. Esto no sólo se ve cuando una mujer se acuesta con distintos hombres, también suelen insultar a aquellas que creen conveniente. No importa de quién se trate, si de una stripper, una bailarina o incluso de la vecina. Si es una stripper, porque se desnuda. Si es una bailarina, porque baila demasiado provocativamente. Si es la vecina, porque le queda mejor que a ti hasta el chándal de estar por casa.
El cuarteto chino-coreano, miss A, rompe con la imagen del resto de grupos de chicas en su país, contando con canciones sobre mujeres independientes, fuertes y que no se dejan intimidar por nada.
Si queremos igualdad, primero debe haberla entre nosotros. El insulto fácil no es la solución ni nos hace mejores, sino todo lo contrario. Ni una mujer es una p*ta por acostarse con quien desee, ni un hombre es menos hombre por ser gay (aquí hay para todos).

0 comentarios:

Publicar un comentario