28/9/12 | By: Alherya Bennet

Crítica: Blancanieves y la leyenda del cazador

No tenía intención de esperar una película del otro mundo, pero debo decir que acabó gustándome. El guión, la música, el casting... Sí, el casting, incluyendo a la tan odiada Kristen Stewart, aunque sigo sin entender el por qué la odia tantísima gente. ¿Envidia, tal vez? Claro que coincido en que muy fotogénica no es, y su timidez y vergüenza no la ayuda nada.

A lo que iba, la película.

Blancanieves tras haber probado la manzana envenenada por Ravena.
Imagen tomada de Google.

La historia, si bien es distinta a la película de Disney (por desgracia, no he leído el cuento), me ha encantado. Aunque me esperaba algo más infantil, ha resultado ser madura y adulta, con un lenguaje nada apropiado para niños y una historia que, para ellos, sería tal vez algo difícil de seguir.
Nos situamos tras la muerte de la madre de Blancanieves, donde los gritos de agonía se funden con el entrechocar de espadas. El reino de la princesa contra un extraño y oscuro ejército de sombras. Cuando la batalla cesa nos encontramos con Ravena (Charlize Theron), de quien se enamorará el rey -olvidando a su difunta esposa en menos que canta un gallo- y con quien se casará. Pero, en la noche de bodas, sucede algo en los aposentos reales que cambiará la vida del reino para siempre y hará que Blancanieves caiga prisionera en una alta torre del castillo.
Cuando Blancanieves logra escapar, Ravena envía a un cazador tras de ella para que la mate y le lleve ante sí, pues arrancándole el corazón podrá conservar su juventud y belleza. Sin embargo, los planes de Ravena no van como planeaba y la guerra amenaza con acabar con su dominio del mal.

La música es buena, aunque tal vez no sobresalga demasiado. Si la historia la dejo con un 8, la música se queda con un 4, porque tampoco me llamó demasiado la atención y tras unos días no pude ni recordar ni siquiera alguna melodía.
El guión, por otra parte, me gustó. Simple, directo. Aunque no es un guión para niños, la película tampoco lo es, y está a la altura. Tiene su parte cómica, su parte romántica y su parte dramática. Todo bien equilibrado y cuando la situación lo requiere.
Y en cuanto al casting... No me veía a Kristen en este papel, y aunque no termino de verla fuera del papel de Bella Swan, no ha terminado de molestarme verla como Blancanieves. Aquí la podemos ver expresar más (les guste o no a los que odian a Kristen, el personaje de Bella no es que sea precisamente expresivo). Charlize me ha encantado como Ravena, borda cada papel que le dan y este no ha defraudado nada. Hemsworth también me ha gustado como cazador y el trasfondo de su personaje. Simplemente, perfecto.

¿La recomendaría? Absolutamente sí, pero no esperéis veros la versión live action de Disney.
La sudafricana Charlize Theron, encarnando a Ravena.
Imagen tomada de Google.


0 comentarios:

Publicar un comentario